Por segundo año consecutivo Santos Textil ha tenido el privilegio de confeccionar las puntillas de los 54 trajes oficiales de la Falleras Mayores de Valencia 2019 y sus Cortes de Honor. El trabajo de sus diseñadores se ha coordinado a la perfección con el de los indumentaristas oficiales, con el fin de conseguir la perfecta sintonía entre los diseños de los trajes, el estilo de cada uno de ellos y las puntillas que enriquecen la indumentaria.

MARINA CIVERA MORENO, FMV 2019

Marina Civera, Fallera Mayor de Valencia 2019, lució el pasado mes de enero en su traje de gala con manga de farol, una puntilla bordada sobre tul de algodón muy ligero. El dibujo rememoraba un diseño antiguo, una característica muy habitual en la trayectoria de Santos Textil, conocida por su dedicación a la investigación y a la transcripción de diseños clásicos. Después de una primera elección bordada a mano, Marina optó finalmente por esta puntilla bordada a máquina de 19 centímetros de color ivoire, por su espectacular caída y naturalidad.

En su segundo traje, Marina lució una puntilla bordada en color blanco de hilo de algodón mercerizado. Una propuesta alegre y juvenil con motivos vegetales como semillas de trigo y diversos tipos de flores y guirnaldas.

Para el tercer traje de Marina, se ha seleccionado el modelo “Paris” de la colección de Santos Textil. Una delicada pieza bordada a mano sobre tul de algodón en color ivoire subido en tonalidad. Esta puntilla está protagonizada por pequeñas flores que suben y bajan a modo de guirnaldas creando una perfecta simetría.

SARA LARRAZÁBAL BERNAL, FMVI 2019

En el primer traje de Sara, estrenado el día de su Exaltación, las puntillas estaban inspiradas en un dibujo antiguo, como en el caso de Marina. Nuestro equipo de diseñadores se decantó por unas puntillas bordadas a mano sobre tul de algodón muy delicado y suave, de 19 centímetros y en color ivoire subido. Formando preciosas enredaderas, combinaba flores de mayor tamaño con pequeñas flores engarzadas entre sÍ.

Foto: L’Atelier de la Seda

Las puntillas del segundo traje de Sara despertaban armonía con un dibujo que describía revesadas y desenfadadas ondas, muy apropiadas para falleras infantiles. Las piezas, realizadas en color ivoire muy natural y bordadas en tul de cristal, encajaban perfectamente en el equilibrio entre escote y mangas.

Foto portada: Junta Central Fallera